#TIPS DE CORRECCIÓN - DIÁLOGOS





Una de las partes más complicadas de abordar a la hora de realizar una corrección es sin duda la parte de los diálogos. La RAE —para variar— no es muy específica en algunos aspectos importantes y en otros se contradice a sí misma dependiendo del criterio que uses al interpretar una misma frase.

En este breve artículo os traigo las normas más básicas y algunas otras no tanto, que os serán muy útiles a la hora de corregir vuestros diálogos. Todos los ejemplos están sacados de textos que he tenido que corregir, ya sean propios o ajenos, y son casos reales a los que me he tenido que enfrentar.

Quizá algunos os parezcan obvios, está claro, pero quien más quien menos sacará algo positivo de estos consejos prácticos.



GUION VS RAYA


Empecemos por lo básico. La mayoría de autores escriben sus textos en Word, o procesadores de texto similares; todo ellos tienen la opción de incluir símbolos especiales, pero por comodidad y cercanía del teclado, la opción más utilizada a la hora de marcar los diálogos es el guion. Es más rápido y sencillo sí, pero una vez que te pongas a corregir diálogos debe ser lo primero en lo que fijarte. Los diálogos deben marcarse siempre con la raya, tanto para iniciarlo como para introducir los incisos o los verbos de habla

Mi consejo es que hagáis una sencilla búsqueda en la opción reemplazar y sustituyáis los guiones por rayas. Quizá cambiéis alguno correctamente colocado en determinadas palabras pero es más sencillo corregir eso puntualmente que no ir uno a uno cambiando todos los guiones. Si queréis introducir la raya sin parar a buscarla basta con que pulséis CRTL + ALT + Signo Menos. Para encontrar la raya en las tablas de símbolos lo más fácil es introducir su código Unicode: ALT+0151

Ejemplo:

—Julián, no podemos seguir aquí —dijo Gema—, es demasiado peligroso.

*-Julián, no podemos seguir aquí -dijo Gema-, es demasiado peligroso.



Recordad que NUNCA se deja espacio entre la raya y el inciso, ya sea verbo de habla o no, es un error muy común y bastante grave que demuestra cierta dejadez, lo mismo ocurre entre la raya de inicio y el principio del diálogo.

Ejemplo:

—Ven conmigo, Roy —suplicó el capitán—, se nos echan encima.

*—Ven conmigo, Roy — suplicó el capitán — , se nos echan encima.

Como es lógico, si después de la voz narrativa no sigue hablando el personaje, no es necesario incluir una raya de cierre.

—Allá vamos —jadeó.

*—Allá vamos —jadeó—.



USO DE MAYÚSCULAS Y MINÚSCULAS


Otra cuestión fundamental es el empleo de mayúsculas y minúsculas, especialmente en los verbos de habla y los incisos aclaratorios. ¿Con qué deben empezar? ¿Y si la frase acaba en interrogación? Es una cuestión que acaba generando muchas dudas y más de una vez me ha hecho consultar algún manual al darse casos especiales.

La norma se puede resumir en lo siguiente: si la voz narrativa, es decir, el inciso, va introducido por un verbo de habla, SIEMPRE debemos emplear minúsculas, incluso si la frase termina en interrogación, exclamación o cualquier signo que tenga valor de punto. En cambio, cuando el parlamento del personaje termina con un enunciado completo, el inciso deberá empezar por mayúscula.

Ejemplo:

—¡Nadie hace esperar al rey! —exclamó Cladeon.

*—¡Nadie hace esperar al rey! —Exclamó Cladeon

—No voy a esperar a nadie. —La habitación se quedó en silencio—. Tenemos un deber que cumplir.

*—No voy a esperar a nadie. —la habitación se quedó en silencio—. Tenemos un deber que cumplir.





PUNTUACIÓN


El gran problema de los diálogos. ¿Por qué? Porque desde mi punto de vista están mal abordados, pero ese es otro tema. La RAE es algo confusa en este apartado pero al final se han sacado en claro las cuestiones principales.

El signo de puntuación, sea cual sea, se coloca detrás del inciso, inmediatamente después de la raya de cierre. Esto es así incluso si la frase termina con un signo con valor de punto o si el diálogo que precede al inciso ha terminado en punto.

Ejemplo:

—Niña —rio Salew Lass —, no puedes ganar. No contra nosotros

*—Niña, —rio Salew Lass — no puedes ganar. No contra nosotros

—¿Has hablado con Marlo? —preguntó Nhat—. Ya es hora.

*—¿Has hablado con Marlo? —preguntó Nhat—. Ya es hora.

—La vida no funciona así. —En ese momento Mawn apareció en la puerta—. Es hora de irnos.

*—La vida no funciona así. —En ese momento Mawn apareció en la puerta—. Es hora de irnos.







Por último y como apunte final, tened en cuenta que cuando se trata de un parlamento muy largo enmarcado dentro del diálogo de un mismo personaje, se hace necesario introducir puntos y aparte. Esto no se marca con rayas, sino con comillas latinas («»), que deben seguir las reglas comunes de colocación y puntuación.

¿Qué os ha parecido el artículo? Si tienes cualquier sugerencia, duda o algún tema sobre el que te gustaría que hiciera una entrada de corrección, déjamelo en un comentario, ¡es la mejor forma de ir mejorando!

Comentarios

  1. ¡Hola! jo muchas gracias por estos tips, me los apunto corriendo porque la verdad es que siempre he tenido dudas con lo del espacion entre raya y diálogo xDDD es súper útil y creo que me has solucionado todas las dudas ^^

    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! La verdad es que lo hago con toda la ilusión y se agradece. Espero que sea útil, solo hace falta difusión ^^
      Thanks :)

      Eliminar
  2. Muy interesante, ya no solo para escritores, si no para cualquiera que quiera escribir algo, me llevo un par de cosillas. Un abrazo^^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Un comentario siempre es bienvenido, positivo o negativo, pero siempre desde el respeto.

RECUERDA ACTIVAR LA CASILLA DE "AVISARME" AL COMENTAR PARA RECIBIR LA NOTIFICACIÓN CUANDO TE RESPONDAMOS.